Recuperemos el Estado de Derecho 14.10.2014

Amigos de COPARMEX,
Los mexicanos no podemos permanecer pasivos ante los graves acontecimientos de ilegalidad y violencia como los ocurridos en Iguala, Guerrero, y en otras partes del país. Es imposible no condenar la posibilidad de nexos del gobierno municipal con el crimen organizado y donde, en medio de protestas de estudiantes, policías municipales dispararon contra los jóvenes que habían tomado autobuses, con un saldo de decenas de desaparecidos.
Los asesinatos de jóvenes estudiantes no pueden quedar impunes. Desde la sociedad, exigimos que sean encontrados los desaparecidos, que se castigue a los culpables, pero sobre todo, que se encuentre la verdad de los hechos. En estos, como en toda la realidad que vivimos, no puede haber impunidad para nadie.

No podemos permitir que se degrade la convivencia social de manera tan grave que se presuma que la mafia está penetrando órganos de gobierno de nuestras instituciones. Los ciudadanos no podemos ser omisos ni bajar los brazos ante tales denuncias. Hacerlo, sería perder la esperanza en nuestro futuro como Nación.

Tenemos que actuar con energía para frenar este nivel de violencia e inseguridad que, lamentablemente, no se limita a Iguala, sino que se replica en otros municipios y regiones del país.

Este debe ser un llamado de atención para todos los órganos de gobierno, locales, estatales y federales, y lo más importante: para la sociedad en su conjunto.

La corrupción de la autoridad por las mafias es lo más terrible que nos puede pasar como Estado. Perdemos nuestras instituciones, se socavan, y eso no lo podemos permitir. Y no podemos permitir que la ciudadanía quede en condiciones de vulnerabilidad e indefensión ante el crimen organizado.

Hoy vivimos momentos decisivos para nuestro futuro. Desde la sociedad, llamamos a comprometernos todos a asumir cada quién su tarea para reforzar nuestras instituciones y la plena vigencia del Estado de Derecho.

Los empresarios convocamos a todos los ciudadanos a respaldar la labor de las Fuerzas Armadas y las instituciones para frenar los intentos de los grupos criminales de extender sus zonas de influencia. A los ciudadanos nos toca cumplir nuestro rol a través de la denuncia, la colaboración con la justicia y la participación activa, como sociedad.

La indignación no debe hacernos perder de vista, que es sólo a través de la legalidad, las instituciones y el Estado de Derecho que encontraremos la paz. No se puede combatir la violencia con más violencia, esto va en contra de nuestras instituciones y de la construcción de una nación. Por eso, reprobamos la violencia del día de ayer en contra de nuestras instituciones para protestar por los muchachos desaparecidos. Primero son nuestras instituciones; confiemos en el Estado de Derecho, trabajemos juntos para ello exigiendo que respondan a sus propias responsabilidades.
Los empresarios de COPARMEX nos comprometemos trabajar para combatir la ilegalidad y la impunidad y al mismo tiempo renovaremos nuestros esfuerzos para generar más oportunidades de empleo y desarrollo para más mexicanos, que generen un ambiente de mayor prosperidad para todos. En esto nos corresponde esta labor, así como demandamos la labor de nuestras autoridades coordinadas en cada región del país, en particular hoy en Guerrero, pero en todas las regiones en donde tenemos problemas tenemos que trabajar en conjunto.
Exigimos un compromiso real de los gobiernos estatales y municipales para la puesta en operación de un Mando Único Policial, y de las Policías Únicas por Estado para que puedan conformar el mando único de una manera más efectiva con una estricta vigilancia en el uso de los recursos públicos asignados a la seguridad en todos los órdenes de gobierno.
Es preciso establecer mecanismos eficientes para la depuración, fortalecimiento y capacitación de las fuerzas policiales, y de las instituciones de seguridad pública en general.

Debemos poner énfasis en la formación y capacitación de los policías, currículas profesionales que se impartan en Universidades e instituciones de educación superior. Además de la formación técnica, se deben reforzar las competencias cívico-éticas y el compromiso con la Patria de nuestros policías. Debemos evitar a toda costa que se repitan casos tan atroces como los ocurridos recientemente en Iguala. No es la Nación que queremos.

Las Procuradurías estatales tienen que realizar investigaciones exhaustivas de cualquier denuncia ciudadana, con independencia de compromisos e influencias políticas, integrando correctamente las averiguaciones que permitan castigar a los culpables.

El Poder Judicial tiene que hacer su parte también, persiguiendo eficazmente a los delincuentes y sancionando de manera ejemplar las prácticas corruptas, porque para vigorizar el tejido social se requiere reducir los altos niveles de impunidad.

No permitamos que hechos como los de Iguala queden impunes. Porque, ¿cuántos Igualas tenemos en el país? Esperamos que ya no existan, en eso tenemos que trabajar. Aceptar la impunidad, sería tanto como traicionar la Nación en paz, con justicia y democracia por la que tanto hemos y seguimos trabajando.

Aprovecho la oportunidad para mostrar nuestra solidaridad de todas las empresarias y empresarios Coparmex y nuestros trabajadores, para con las familias y la sociedad de Guerrero.

Tenemos que trabajar juntos para que recobremos nuestra paz en Guerrero y en todo el país.

Un saludo para todos con mis mejores deseos. Trabajemos juntos para que esto no se repita y construyamos una Nación de bien para todos los mexicanos.

Act. Juan Pablo Castañón Castañón
Presidente Nacional
@jpcastanon

Leave a Reply