Queremos que regrese la paz.

Queremos que regrese la paz a Tamaulipas, Nuevo León y a todos los hogares de México.

México, D.F., 26 de junio.- Hace 10 años diversas organizaciones ciudadanas, entre ellas Coparmex, salimos a las calles para exigir paz. Durante esta d-cada nos hemos reunido con las autoridades de todos los órdenes, se han reformado las leyes, se pusieron en marcha nuevas estrategias, pero los resultados son insuficientes.

Siete de cada diez mexicanos considera que la inseguridad y  la delincuencia es el problema más importante que aqueja hoy en día a su entidad, informa el INEGI.

En los primeros cuatro meses de este año se registran 683 denuncias de secuestro, de las cuales 147 ocurrieron en Tamaulipas, indica el Secretariado ejecutivo del sistema nacional de seguridad Pública. Esto hace cada día más urgente atender la falta de estado de derecho en la convivencia cotidiana de los Tamaulipecos ya que aun cuando se ha ofrecido reiteradamente no ha sido efectivo a lo largo de estos 10 años.

En todos los delitos, pero especialmente en el secuestro no hablamos sólo de cifras, sino de sufrimiento. El dolor de las víctimas, la angustia de sus familiares  y amigos y las comunidades que quedan lastimadas por esa herida.

Coparmex se solidariza con los familiares y amigos de Fernando Lugo Nieto y Adalberto Cañamar. Dos  empresarios, líderes en su región que fueron secuestrados y asesinados.

Los familiares, amigos y víctimas  preguntamos a las procuradurías General de la República y de Justicia de los estados de Nuevo León y Tamaulipas, ¿cómo están funcionando las unidades antisecuestro en sus estados? ¿Qué atención han brindado a las víctimas?

El  Estado Mexicano está en deuda con la ciudadanía;  nos debe un sistema de procuración e impartición de justicia honesto, confiable y digno. Necesitamos generar un auténtico sistema de justicia, que entienda el enfrentamiento del delito como un todo y abarque desde la prevención hasta la compurgación de las penas.