Posicionamiento de los empresarios de COPARMEX Acaplulco y Chilpancingo ante los hechos de violencia.

COPARMEX ACAPULCO Y CHILPANCINGO
EXIGEN JUSTICIA, SEGURIDAD Y ESTADO DE DERECHO

Acapulco y Chilpancingo, 19 de octubre de 2014.- Los empresarios
representados en Coparmex Acapulco y Coparmex Chilpancingo exigimos a las autoridades redoblar los esfuerzos para esclarecer la verdad y castigar a los culpables de los hechos acontecidos en Iguala, así como restablecer las condiciones de seguridad y paz para la convivencia entre los guerrerenses. Iguala debe ser un parteaguas para un nuevo pacto social por el Estado de Derecho y
contra la impunidad, tanto en Guerrero como en el resto del país.

Nos solidarizamos con las víctimas y sus familiares, y condenamos de la forma más enérgica la posibilidad de vínculos entre autoridades y grupos del crimen organizado. La justicia debe actuar con total transparencia y prontitud, y al margen de cualquier presión para hallar la verdad. Como sociedad, no podemos permitir que estos hechos queden impunes. Hacerlo, sería perder la esperanza en nuestro futuro como Nación.
.
Los empresarios de Coparmex en Guerrero estamos convencidos de que es sólo a través de la legalidad, las instituciones y el Estado de Derecho que encontraremos a paz. No se puede combatir la violencia con más violencia, ni dañando las instituciones que nos dan el marco para la vida en común: nadie puede estar por encima de la ley. Por ello condenamos también las protestas y manifestaciones que dañan a terceros y afectan aún más la convivencia entre los ciudadanos, y el desarrollo del Estado.

Hacemos un llamado a todos los actores sociales y políticos para impulsar el respeto irrestricto del Estado de Derecho y actuar con responsabilidad, poniendo el bien común y el mayor beneficio para los habitantes de Guerrero por delante de cualquier interés particular o político.

Convocamos a las autoridades a incrementar y potenciar el diálogo con la ciudadanía. Es momento de avanzar en una agenda de acciones a nivel estatal y nacional, en conjunto con la sociedad, para potenciar el desarrollo económico e institucional del Estado y fortalecer a sus empresas y comunidades. No hay prosperidad sin paz, pero tampoco hay paz sin prosperidad.

Leave a Reply